Aprender a vivir en pareja

vivirenpareja Aprender a vivir en parejaLos hombres y las mujeres somos evidentemente diferentes. aqui te traemos algunos consejos para vivir en pareja. Parece lógico, pero a muchos nos cuesta darnos cuenta de que entre ellos y nosotras existe un gran abismo, que lejos de separarnos, irónicamente nos une. Sentimos de forma totalmente opuesta y nuestra forma de pensar y razonar es igualmente contraria. Así, aunque en los comienzos de una relación todo es maravilloso, en la convivencia, si no se cuidan pequeños detalles puede haber roces. Sigue leyendo y descubrirás los secretos para que tu vida en pareja sea una eterna luna de miel.

Las labores domésticas

Este es uno de los problemas mas frecuentes y polémicos, justo despues de haber pasado la etapa critica que genera el elegir un hogar y la decoración del mismo antes de iniciar la vida en común. Una vez comenzada, el reparto de tareas suele ser problemático, ya que, cada uno de los miembros de la pareja considera que el otro no hace suficiente. Este tema se ha visto agravado con la incorporación de la mujer al mundo laboral, hecho que ha provocado que ésta reclame cada vez más la colaboración de su pareja en las tareas domésticas.

Pero, aún hoy en día, muchos hombres tienen asumido, por tradición o por machismo, un rol dominante que les hace buscar el éxito profesional y desechar la colaboración en casa. La solución es mediar con cariño, sentarse a hablar y comprender que la casa es de los dos y las responsabilidades también; si se logra llegar a un acuerdo en este tema la primera parte de la convivencia, que es muy importante, habrá quedado solventada. Lo más útil es que cada uno asuma el rol que más le gusta, sin perder de vista la colaboración permanente. Por ejemplo, si a uno le gusta cocinar y al otro planchar, se pueden asumir esas tareas, pero teniendo claro siempre que el cuidado de la casa implica mucho más que unas tareas concretas.

Los suegros

Preguntando a recién casados cuáles fueron los principales retos a los que tuvieron que hacer frente al iniciar su vida en pareja; surge sin duda el tema de los suegros. Al parecer, nosotras más que ellos, echamos de menos tener cerca a nuestros progenitores y a menudo obligamos a nuestras parejas a cumplir con una serie de rutinas, como ir a comer a casa de los padres todos los domingos, cuando ellos quieren empezar a disfrutar de nosotras en soledad . Por el contrario, ellos no demuestran echar tanto de menos a sus padres, pero según las novias muchos ellos comparan lo que hace su mujer con lo bien que cocina la suegra por ejemplo y las comparaciones casi siempre son odiosas.

Si ambos fuéramos más tolerantes y comprendiéramos que nuestras parejas ni son nuestros padres, ni tienen que sustituirlos la relación sería mucho más fructífera.

La hora de dormir

Es muy pronto, es muy tarde, apaga la luz, quiero leer, no tires del edredón. Apaga la tele. Apaga la radio.…

Hay veces que todo nos molesta pero hay que pensar que cuándo vivíamos con nuestra familia también nos molestaban algunas cosas, sin embargo, acoplarse al otro es muy fácil si entendemos que nuestras rutinas no son las suyas, pero que tenemos que intentar adaptarnos, para que estar juntos sea sinónimo de compañía y nunca de soledad.

Es muy importante la comunicación para el desarrollo de la pareja

El espacio vital

Otro de los puntos clave para cualquier pareja es la libertad individual de cada uno, ya que, estar enamorados y vivir juntos nunca debería implicar la posesión de la otra persona, tanto a nivel de acción, como de expresión. Para lograr este ansiado y polémico espacio es necesario confiar en la otra persona y que esta a su vez cuando comparta el tiempo con su pareja lo aproveche al 100%. Si nos sentimos verdaderamente queridos no nos molestará que la otra persona disfrute de su espacio privado; algo que sin duda, a la larga aporta beneficios a la relación.

A lo largo de una convivencia pueden surgir una infinidad de conflictos, pero lo verdaderamente importante es saber ser tolerante y comprensivo y aprender de nuestros errores para poder rectificarlos y no acabar cargándose la relación. Habrá momentos en los que un simple comentario pueda enojar a cualquiera de los miembros, pero cuando el amor es verdadero se podrán superar todas las barreras. ¡Ánimo! ¡Qué sean muy felices!. Huye de la rutina y sorpréndele con pequeños detalles.

Consejos útiles

Ten paciencia, antes de enojarte por algo cuenta hasta diez.
A veces aunque creas que llevas razón en algo ponte en el lugar  del contrario, lo verás todo más claro.
Es fundamental no ser rencoroso para no entrar en una cadena de enfados que pueden acabar con la relación.
Huye de la rutina y siempre que puedas dale sorpresa que no se espere como por ejemplo, una cena romántica en casa.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>