Bodas bien planificadas

Dale tiempo a tus ideas

Cuando empiezas a preparar una boda ya no hay horarios es decir, no poner un tiempo para planear sino que cada segundo de las 24 horas del día hay espacio para pensar en soluciones, posibles opciones y como adornar o que comprar. Te absorbe por completo y ese trabajo terminará con el día de la boda, después olvidarás todo cuando estés rumbo a tu luna de miel pues sabrás que todo habrá acabado.

1122

Tu mente tiene que estar en cada detalles, ser como un robot que se ponga a investigar de todo, los tipos de flores, como mezclarlas, las que están en temporada, la comida que mejor queda conforme a la estación en la que será tu enlace, como distribuir a los invitados y de más. Los detalles van a ir surgiendo poco a poco y si tienes personas a tu alrededor que mejor ya que dos cabezas piensan mejor que una.

Vía: webdelanovia

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *