No te preocupes si vas a casarte embarazada

Luce tu pancita con orgullo

Si para el gran día de tu boda también cuentas con el pequeño detalle de que estás embarazada, no debes preocuparte, al contrario estarás celebrando doble felicidad, el festejo es igual, puedes ser la boda clásica y de tus sueños o algo más moderno. Lo importante es que lo vivas como siempre lo quisiste. Tienes que tener en mente en primer lugar que tu pancita la debes lucir con orgullo y no con vergüenza, ya son otros tiempos y esto no asusta.

Las mujeres que esperan bebé tienden a sentirse cansadas por eso es importante que siempre comunique si se siente cansada o si quiere algo. Muchas prefieren casarse en los primeros 3 meses para que no se note tanto, pero hay otras que prefieren lucir su adelantado embarazo lo cual es algo sumamente hermoso pues se ven muy bellas, pero sin duda deben de pensar en cuanto pueden soportar para no hincharse ni sentirse agotada.

Normalmente en el gran día se usa un anillo de utilería pues el original no le quedaría y no tiene caso mandar a hacer uno más grande si no es el que usará el resto de su vida. En cuanto a la luna de miel lo mejor es elegir una playa, algo relajado para que se sienta cómoda.

Vía: BodaClick

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *