Ramos con texturas multicolores

Para contrastar con el blanco del vestido de novia y lucir un look más original, un toque de color es perfecto para salir de lo convencional. La clave de esta tendencia es la de combinar varias texturas, florales o en su defecto tonalidades, por lo que la mezcla de varios tipos de flores de distintos tamaños, que jueguen con la misma o distintas gamas de color es una alternativa acertada.

Dependiendo de la personalidad de cada novia, la propuesta evoca diseños diferentes, como ramilletes de flores blancas con una sola flor de color; buqués que combinen rojos, naranjas, vinos y ocres en tonos sobrios; ramilletes de colores suaves como rosas, lilas y blancos o flores en colores llamativos como fucsias y amarillos para darle vida al ajuar de novia.

Al ser complementos más vistosos, se recomienda que tanto la forma del ramo como la de las flores sea más sencilla, sobre todo si la caída del vestido es voluminosa. En ese caso, lo mejor es optar por un buqué realizado con dos o más flores combinadas, tales como rosas, tulipanes, claveles, peonias, orquídeas, alcatraces, hortensias, dalias o lirios. Para proporcionarle al ramo un toque todavía más especial, se pueden incluir adornos realizados con hilos de hierro o alfileres con brillantes. Los ramos de novia de tallo largo es otra elección que está a la última moda y, aunque constan de una flor única o muy pocas flores, lucen, a la vez, sencillos y elegantes. Las flores apropiadas para este tipo de ramo son alcatraces, aves del paraíso, girasoles y anturios.

ramo flores distintos colores

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *